MELILLA - ESPAÑA

Melilla La Vieja
Melilla La Vieja

Melilla (antiguamente conocida como Rusadir) es una ciudad autónoma de España, situada en el norte de África, a orillas del mar Mediterráneo, frente a la localidad de Adra en el litoral de la provincia de Almería donde se junta con la de Granada, todo ello en la costa meridional oriental de la península Ibérica.

Es limítrofe con la región del Rif (Marruecos), concretamente con las comunas de Farjana (al norte y el oeste) y Beni Ansar (al sur), ambas pertenecientes a la provincia de Nador. Está próxima a Argelia.

La ciudad y sus territorios se extienden sobre 12,5 km2 de superficie en la parte oriental del cabo de Tres Forcas. Alberga una población de 81.188 habitantes y presenta diversas particularidades fruto de su posición geográfica e historia, tanto en la composición de su población y sus actividades económicas, como en su cultura (fruto de la ejemplar convivencia de cristianos, musulmanes, judíos e hindúes).

El patrimonio arquitectónico de Melilla está considerado, junto con el de Barcelona y por encima del de Madrid y Valencia, como uno de los mejores exponentes del estilo modernista español de principios del Siglo XX. Actualmente recibe diariamente una población flotante de los municipios marroquíes próximos a su hinterland que hacen que su población casi se duplique en algunas ocasiones.

 

Geografía

Se sitúa al noroeste del continente africano, junto al mar de Alborán y frente a las costas de Granada y Almería. Se encuentra dispuesta en un amplio semicírculo en torno a la playa y el puerto, en la cara oriental de la península de cabo de Tres Forcas, a los pies del monte Gurugú y en la desembocadura del río de Oro, a 1 metro de altitud sobre el nivel del mar. El núcleo urbano originario era una fortaleza construida sobre un montículo peninsular de unos 30 m de altura.

 

Mapa de Melilla La Vieja
Mapa de Melilla La Vieja

Melilla, joya del modernismo español

 

 

¿Quién podría decir cuál es la principal ciudad modernista del continente africano? Aunque quizá muchos lo ignoren, se trata de una ciudad española: efectivamente, es Melilla.

Melilla, que además, con sus aproximadamente 150 construcciones modernistas, es el segundo centro modernista de España, después de Barcelona. De hecho el modernismo llegó a Melilla de la mano del arquitecto Enrique Nieto, discípulo de Gaudí. Esta ciudad autónoma, poco conocida por los españoles, esconde un legado histórico-artístico de grandísimo valor.

Los orígenes de la ciudad española de Melilla se remontan a los tiempos de la colonización fenicia del Mediterráneo occidental (siglo III a.JC), como  indican los restos de la necrópolisencontrada en sus inmediaciones.  Melilla se llamaba entonces Rusadir y era una importante colonia comercial. 

edificio-acueducto-nieto

Edificio “Acueducto”. Enrique Nieto

Romanos,  cartaginenses, vándalos, vikingos y bizantinos pasan por Melilla, unos arrasándola (como los vándalos en 429 o los vikingos en 859), otros reconstruyéndola (como parece que hicieron los bizantinos).

Durante la invasión árabe, a finales del siglo VII, la zona de Melilla es conquistada por los musulmanes, que le dan el nombre de Melilia, de etimología incierta, que conserva hasta nuestros días.

Abderramán III la incorpora al califato de Córdoba a finales del siglo IX, pero su vinculación con Al-Andalus es breve, al convertirse en objeto de discordia entre los sultanes de Fez y Tremecén, quedando destruida y prácticamente deshabitada.

Enterados los Reyes Católicos y movidos por razones políticas y estratégicas, envían emisarios al otro lado del mar, que les confirman la situación prácticamente despoblada de Melilla. Sin embargo,  informados de que en las proximidades habitan gran número de musulmanes, los Reyes Católicos, abandonan su proyecto de conquistarla.

No obstante, el tercer duque de Medina Sidonia decide conquistar la ciudad por su cuenta, y con el debido permiso de los soberanos, envía a sus hombres, que después de varias peripecias y al frente de algo más de cinco mil hombres, conquistan Melilla el 17 de septiembre de 1497, fecha a partir de la cual la ciudad se incorpora a la corona de Castilla, bajo el mando del duque, que el 7 de junio de 1556, ante los cuantiosos gastos que le supone su mantenimiento, cede definitivamente Melilla a la Corona.

melilla-la-viejaBajo el reinado de Carlos I, Melilla se convierte en presidio del Imperio español en las costas del sur del Mediterráneo.

Los años de decadencia de los Austrias fueron funestos para la ciudad. Ni siquiera la Naturaleza le da tregua: el 5 de agosto de 1660 sufre un gran terremoto, que destruye sus principales defensas. Harto necesarias, pues desde que Melilla pasó a formar parte de España, estuvo siempre sometida al hostigamiento de los habitantes del Rif, zona que linda con la ciudad.

A partir del reinado de Fernando VII, Melilla deja de ser presidio y recupera su antiguo esplendor comercial, convirtiéndose en puerto franco.

En el siglo XIX, tras la invasión francesa de España, Melilla se niega a reconocer como rey a José Bonaparte.

En 1860, después de la batalla de Wad-Ras se firma el tratado del mismo nombre, en el que el sultán de Marruecos reconoce como propiedad de España la ciudad de Melilla y el territorio colindante, hasta donde alcance un cañón de a 24.

mezquita-melilla

Alminar. Mezquita Central

La guerra de Marruecos, que castiga la zona intermitentemente desde principios del siglo XX, es especialmente crítica para Melilla.

La Guerra Civil se inicia el 17 de julio de 1936 en Melilla: el gobernador civil sospecha de la actitud de los militares acantonados en la ciudad y envía a la Guardia de Asalto a registrar algunas dependencias militares. Los militares se oponen y deciden adelantar el inicio de la sublevación prevista para el día siguiente: de ahí que Franco la llamara “la Adelantada”.

Por la riqueza artística que encierra y por el entorno natural en el que está enclavada, la Fundación “Melilla Ciudad Monumental”, tiene como objetivo que Melilla, candidata además a  ingresar en la Red de Juderías de España reciba el reconocimiento de “Ciudad Patrimonio de la Humanidad” por parte de la UNESCO.

Desde Hispagenda esperamos impacientes que esta ciudad española, objeto de las absurdas veleidades del vecino Marruecos, ostente pronto este título, que tanto se merece.

 

Clima

De clima mediterráneo, templado y húmedo, con vientos de poniente y levante, también ocasionalmente viento del Sáhara. Temperatura media anual 19 °C. Los inviernos son suaves en torno a los 12,8 °C en enero, siendo los veranos muy cálidos con una media en el mes de agosto de 25,2 °C. Las lluvias más intensas se concentran en los meses de invierno y primavera, mientras que el verano es una estación seca, registrándose 534 mm anuales de media. Las horas de sol anuales son muy elevadas, unas 2.500 horas.

 

Demografía

La ciudad cuenta con una población de 81.188 habitantes, con la densidad de población más alta de España, 6.496 habitantes por kilómetro cuadrado, además cuenta con la tasa de natalidad más alta de España, frente al índice de mortalidad que se sitúa como el más bajo de España.

El 56% de la población censada es originaria de la península Ibérica, de idioma español y tradición religiosa católica (Diócesis de Málaga). Otro 41% de los melillenses son musulmanes, mayoritariamente autóctonos de la zona del Rif donde se asienta Melilla; su idioma materno es elrifeño, aunque se encuentra en un estado de diglosia frente al castellano. Esta lengua no tiene reconocimiento oficial en la región, aún existiendo un artículo del estatuto de autonomía de la ciudad de Melilla en el que se exige la "promoción y protección de la lengua y cultura bereberes". Le sigue en importancia la comunidad judía con unos 1.000 habitantes, en su gran mayoría sefardíes expulsados por el régimen de los Reyes Católicos y la Inquisición Española de la península Ibérica. La comunidad judía en la ciudad disminuyó considerablemente en los últimos 40 años (en 1950 contaba con 7.000 habitantes).

Otros pobladores de Melilla son inmigrantes comerciales, como la pequeña comunidad hindú (que hace tiempo era significativa) o la china (hoy en día creciendo exponencialmente) o la inmigración ilegal como es el caso de la comunidad subsahariana o argelina. Existe, fuera de los libros, una tremenda población flotante de casi 30.000 personas, que siendo súbditos marroquíes, trabajan con permisos transfronterizos o incluso viven en la ciudad (con propiedades y negocios) con residencias permanentes aunque sin derecho a voto.

 

Etimología

El nombre de Melilla tiene una etimología incierta. Probablemente tenga origen bereber. El vocablo utilizado por los rifeños autóctonos de la zona es Mritch que viene de la raíz etimológica tamazight "Tamlilt" que significa literalmente "La Blanca", haciendo referencia a la piedra caliza de color blanco sobre la que se asienta Melilla. Es muy probable que la arabización del Rif asumiera este nombre "Tamlilt" y lo convirtiera en "Mliliat" cambiando la fórmula femenina del tamazight de la "t" inicial y final por la "ta marbuta" árabe ("t" final gráfica no fonética que hace que la palabra termine en un sonido "a"). Una vez que los castellano parlantes llegaron a "Mlilia" es probable que cambiaran la arabización por un fonema más castellano como lo es la "ll", terminando por vocalizar la unión consonántica "ml" con una "e" de apoyo (inexistente en el árabe también) con el fin de "desarabizar" el nombre de la ciudad que ya era española. El resultado final de este proceso sería "Melilla".

Otra teoría, es que el nombre de Melilla proviene de Mellitus, ya que en la época del Imperio Romano, la zona donde se sitúa la ciudad, era rica en miel y trabajaban la apicultura. Reflejo de ésto es que aparecen plasmadas en monedas de la época, abejas impresas en una de las caras de éstas.

 

Historia

Melilla la Vieja.
Faro de Melilla.

[editar]Edad Antigua

La ciudad de Melilla remonta su historia al establecimiento en el siglo VII a. C.[cita requerida] de comerciantes fenicios que aprovecharon su situación cercana al estrecho de Gibraltar y las rutas comerciales del Mediterráneo occidental para prosperar, alcanzando su esplendor hacia el siglo II a. C. Con la decadencia púnica, Rusadir formará parte del reino de Mauretania que sería incorporado a la provincia romana de Mauritania Tingitana en el año 42 d.C.

[editar]Periodo Islámico

Con la llegada de los árabes a partir del 680, la península de Guelaya es obviada para continuar conquistando la antigua Hispania, al cruzar el Estrecho Tariq en el 711 y continuarían los árabes hasta el 732 en la antigua Hispania Septimana; pero una guerra entre las ciudades de Fez y Tremecén harán que la población de Rusadir abandone las ya ruinas melillenses. Así, el territorio permaneció abandonado hasta que a partir del siglo X fue recuperado por Abderramán III, quien mandó una flota desde Málaga en el 927 y creó la taifa de Melilla, integrándose así en el Califato de Córdoba y manteniendo estrechas relaciones con la Hispania musulmana de al-Ándalus.

[editar]Edad Moderna

La expansión de portugueses y castellanos en el norte del Reino de Fez durante el siglo XV culminó con la entrada de Pedro de Estopiñán, un contable, en la ciudad abandonada y destruida por disputas entre los reinos de Fez y Tropecan e intercambiada por unos terrenos en Málaga, en 1497, que pasó a depender del Ducado de Medina Sidonia y a partir de 1556, de la corona española.

El 19 de septiembre de 1774, emisarios del sultán Mohamed ben Abdallah se presentan en Ceuta declarando la ruptura del tratado y expresando su intención de desalojar a los cristianos. El 23 de octubre el monarca español Carlos III declara la guerra y el 9 de diciembre las primeras tropas imperiales comienzan el sitio de Melilla que duraría hasta el 19 de marzo de 1775. La ciudad es defendida por el mariscal de campo Juan Sherlock.4

[editar]Edad Contemporánea

Vista de Melilla.

En 1860, con el Tratado de Wad-Ras, se establecieron los límites fronterizos de la ciudad con Marruecos, trazados hasta donde alcanzaban los disparos del cañón de "El Caminante", según lo estipulado en dicho tratado. Tres años más tarde se creó el puerto franco y en 1864 las autoridades españolas permitieron el asentamiento libre de personas en la ciudad. La inmigración de la pernínsula fue escasa al principio pero comenzó a tomar fuerza tras el fin de la Guerra de Margallo en 1893.

Durante el último tercio del siglo XIX y el primero del siglo XX, Melilla fue escenario de intermitentes enfrentamientos que desembocaron en el conflicto de la Guerra de Marruecos. Las sucesivas batallas de Barranco del Lobo en 1909 y de Annual en 1921, causaron un gran impacto en la opinión pública española y forzó la alianza militar entre España y Francia que permitió la constitución del Protectorado español de Marruecos.

El establecimiento del protectorado tuvo efectos muy positivos en la economía de la ciudad, que se convirtió en la capital económica de la parte oriental. La explotación de las minas del Rif propició el desarrollo una industria derivada de éstas y el tráfico de mercancías y la pesca aumentaron junto con los beneficios derivados del aprovisionamiento del ejército.

Fue en Melilla donde se produjeron los primeros acontecimientos de la sublevación militar de 1936 contra la II República que desencadenaron la posterior Guerra Civil Española y el establecimiento del régimen franquista en España. Franco desarrolló unas buenas relaciones con las naciones árabes al no reconocer al estado de Israel y ayudó a la causa independentista de la parte francesa de Marruecos permitiendo manifestaciones nacionalistas en ciudades bajo dominio español, emisiones de radio y el tráfico de armas, que frecuentemente entraba a través de Melilla. Sin embargo, tras la independencia de la zona francesa en 1956, no pudo evitar lo propio de la zona española debido a constantes disturbios y la presión de Estados Unidos.

Así, el Gobierno español reconoció la soberanía de todo Marruecos, comprometiéndose a respetar la unidad territorial del reino. En este reconocimiento oficial es en el que se basan las reclamaciones territoriales de Marruecos sobre Melilla y Ceuta. La independencia de Marruecos tuvo un impacto tremendo en Melilla a nivel económico y las sucesivas entregas de territorio español a Marruecos -Cabo Juby (1958), Ifni (1969), Sáhara Occidental (1975)- desataron el pesimismo en la ciudadanía. Desde la implantación de la democracia en España en 1977, los sucesivos gobiernos democráticos han defendido la españolidad de la ciudad y se han negado a establecer negociaciones de ningún tipo sobre la soberanía de la ciudad.

Hasta 1995 era una comarca de la provincia de Málaga, fue en dicho año cuando la ciudad accedió administrativamente al estatuto de ciudad autónoma siendo a principios del siglo XXI uno de los motores económicos de la región rifeña, basado en su condición de puerto franco y los intercambios comerciales, a la par que centro de atención de los flujos migratorios de población africana hacia los territorios de la Unión Europea.

Actualmente está considerada territorio periférico de la Unión Europea, dentro del llamado conjunto de territorios de Ultramar y regiones periféricas transcontinentales con tratamiento fiscal diferente.

 

Melilla La Vieja
Melilla La Vieja
Faro de Melilla
Faro de Melilla
Melilla desde los Tejados
Melilla desde los Tejados

Monumentos y lugares de interés

Monumento franquista en el centro de la ciudad dedicado a la NaciónEspañola.

Éste monumento fue retirado de la ciudad.

Melilla tiene un interesante patrimonio. Cuenta con una ciudad amurallada que fue construida entre los siglos XVI y XIX, siguiendo modelos que van desde el Renacimiento, hasta los baluartes de la escuela hispanoflamenca que se construye durante el periodo borbónico. Cuenta por tanto con una ciudad amurallada construida inicialmente por ingenieros italianos y posteriormente por españoles y profesionales venidos desde los Países Bajos. En el siglo XVIII, se reformaron sus murallas y se construyeron una serie de baluartes y edificios que reflejaban el interés de los reyes españoles por su defensa. Toda esta zona fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, y actualmente presenta la máxima protección de la Ley de Patrimonio: Bien de Interés Cultural. En su interior existen monumentos como:

  • Yacimiento púnico-romano (Casa del Gobernador).
  • Museo de Arqueológia, Historia y Costumbrista Sefardí y Bereber, Almacenes de las Peñuelas, siglo XVIII.
  • Pinacoteca de Melilla, Torre de la Vela, calabozos, Capilla de la Enramada, siglo XVI y Muralla Real, siglo XVIII.
  • Museo del Ejército, Baluarte de la Concepción Alta, Almacén de Polvora, siglo XVIII, plataformas de artillería y Lengua de Sierpe, Baluarte de la Concepción Baja, Casa del 2º Farero, antiguo despacho del cronista oficial.
  • Iglesia de la Purísima Concepción (1687, reconstruida en 1757), donde se venera una imagen de Nuestra Señora de la Victoria, patrona de la ciudad.
  • Aljibes de 1571.
  • Almacenes del siglo XVIII.
  • Hospital del Rey, siglo XVIII.
  • Hospital y botica de San Francisco, siglo XVII.
  • Faro de Melilla, siglo XX
  • Cuevas del Conventico.,
Edificio La Reconquista (1915), arquitectura modernista de Melilla.

Desde finales del siglo XIX se inicia un período de esplendor que genera una ciudad moderna. En la segunda mitad del siglo XIX se construyen los fuertes exteriores, que son unas arquitecturas de tipo neomedieval de enorme interés: Fuerte de Rostrogordo, Cabrerizas Altas, Alfonso XIII, Camellos, Purísima, María Cristina, San Francisco.

Melilla es, después de Barcelona, una de las ciudades con mayor representación del arte modernista de España y la mayor representación del Modernismo en África. Cientos de edificios (hay catalogados más de 500 edificios) se reparten por el ensanche central y por sus barrios. Esta zona moderna también está protegida como Bien de Interés Cultural, y cuenta con numerosos edificios de un arquitecto de la Escuela de Barcelona afincado en Melilla, Enrique Nieto y Nieto, que produjo una amplísima obra modernista, como seguidor del arquitecto Lluis Domènech i Montaner.

Destacan sus edificios modernistas florales, como la Casa Tortosa, La Reconquista, la Casa Melul. Otros autores modernistas en Melilla fueron sobre todo Emilio Alzugaray Goicoechea y Tomás Moreno Lázaro. En los años treinta, el Art déco prende en la arquitectura de Melilla y arquitectos comoFrancisco Hernanz Martínez o Lorenzo Ros Costa realizan espectaculares edificios en los barrios de la ciudad.

  • Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.
  • Mezquita Central.
  • Sinagoga Yamín Benarroch.
  • Capilla Castrense.
  • Capilla del Hospital de la Cruz Roja, actual Parroquia de San Francisco Javier.
  • Parroquia de la Medalla Milagrosa.
  • Antiguo Colegio del Buen Consejo, sede actual de la universidad Nacional de Educación a Distancia y Centro Cultural Federíco García Lorca.
  • Colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, actual Colegio La Salle el Carmen
  • Grupo Escuelas Mixtas, actual sede de la consejería de Economía y Hacienda de la Ciudad Autónoma de Melilla.
  • Gran Hotel Reina Victoria, actual Casa de los Cristales.
  • Antiguo Cine Monumental.
  • Casa Melul.
  • Casa Paraiso.
  • Casa el Acueducto.
  • Casa la Pilarica.
  • Casa Vicente Martínez.
  • Antigua redacción del Telegrama del Rif.
  • Antiguo Economato Militar.
  • Antiguos Grandes Almacenes la Reconquista.
  • Cámaro Oficial de Comercio, Industria y Navegación.
  • Plaza de Toros.
  • Gran Teatro Kursaal.
  • Casino Militar, Centro Cultural de los Ejércitos.
  • Comandancia General de Melilla y Palacio del Comandante General de Melilla.
  • Comandancia de Ingenieros
  • Edificio del Palacio de la Asamblea.

 

Monumento franquista en el centro de la ciudad dedicado a la Nación Española
Monumento franquista en el centro de la ciudad dedicado a la Nación Española
Edificio La Reconquista (1915), arquitectura modernista de Melilla
Edificio La Reconquista (1915), arquitectura modernista de Melilla

Economía

La economía de Melilla se sustenta principalmente del sector comercial. Las empresas representan el 0,1% del total de empresas españolas. El 95% de estas empresas son microempresas mayoritariamente inscritas como persona física. Melilla es puerto franco, al igual que Ceuta, desde mediados del siglo pasado.

En la actualidad existen más de 3.400 empresas, de las que más del 50% pertenecen al sector inmobiliario y hostelero, destacando el sector comercial, seguido del manufacturero, constituido por industrias fabricantes de elementos metálicos para la construcción, elementos quirúrgicos, ortopédicos e industrias orientadas a las artes gráficas. Asimismo, tiene una serie de ventajas fiscales, como bonificaciones en algunos impuestos.

 

Puerto de Melilla
Puerto de Melilla

Transporte y comunicaciones

Vías de acceso:

  • Por carretera: cruzando la frontera desde Marruecos.

Las ciudades marroquíes más cercanas son: NadorBeni Ansar y Farjana.

 

Museos y salas de exposiciones

En Melilla existen:

  • Museo de Melilla, Almacenes de las Peñulas. Museo Arqueológico e Histórico y Museo Sefardí y Bereber.
  • Museo Militar, Baluarte de la Concepción Alta.
  • Museo Sacro y Cuevas del Conventico.
  • Pinacoteca de Melilla, Torre de la Vela.
  • Museo de Artes y Costumbres Populares, Asociación de Estudios Melillenses.
  • Museo Gaselec de la Electricidad.
  • Museo del Automóvil.
  • Sala de Exposiciones y Centro de Arte Moderno Hospital del Rey
  • Sala de Exposiciones Gaselec.
  • Sala de Exposiciones Vicente Manchón en el Centro Cultural Federíco García Lorca.
  • Sala de Exposiciones Real Club Marítimo de Melilla.

[editar]Espectáculos

En Melilla existen el Gran Teatro Kursaal, dependiente de la Consejería de Cultura de la Ciudad Autonóma de Melilla y el Centro de Exposiciones y Congresos dependiente del Patronato de Turismo de Melilla que acaparan la oferta de Teatro, Danza y Musicales en Melilla, además del Teatro-Cinbe Perelló, único cine comercial de Melilla, en funcionamiento desde 1932. En verano, se celebran conciertos gratuitos tanto en la Plaza de Armas como en la de Pedro de Estopiñán, en Melilla la Vieja, de importantes artistas nacionales. A todo esto se suma la actividad de algunos locales de copas.

[editar]Lenguas

El castellano es la lengua oficial. Algunos movimientos bereberes como la asociación Intercultura, presidida por Yonaida Sel-Lam, se han unido a la causa del reconocimiento del tamazigh como lengua cooficial en Melilla, un extremo apoyado por el partido localista Coalición por Melilla, que, con la ayuda de Izquierda Unida, presentó este asunto ante el Congreso de los Diputados[cita requerida] sin éxito hasta la fecha. También se habla por parte de la comunidad musulmana el árabe, por parte de la comunidad judía el hebreo, aunque en menor número.

[editar]Fiestas y tradiciones

Procesión de Semana Santa en Melilla.

Parte de la población bereber de Melilla celebra el Día de Melilla pero rechaza los actos de homenaje a la Casa de Medina Sidonia y del contador Pedro de Estopiñán.

[editar]Gastronomía

Surf en Melilla.

[editar]Deportes

La Ciudad Autónoma de Melilla cuenta con varios equipos en categoría nacional. Entre ellos se encuentra la UD Melilla equipo que milita en el grupo IV de la Segunda División B con el Estadio Municipal Álvarez Claro con capacidad para 12000 personas, el Club Melilla Baloncesto equipo de baloncesto que milita en la Adecco Oro, tres veces campeón de la Copa del Príncipe de Asturias de Baloncesto comparte el Pabellón Javier Imbroda ,con capacidad para 3800 personas, con el Melilla Fútbol Sala que se encuentra en la LNFS y con el CV Melilla, que juega en la primera división de España de voleyball.

 

Procesión de Semana Santa en Melilla.
Procesión de Semana Santa en Melilla.
Surf en Melilla.
Surf en Melilla.

Mezquita en Melilla
Mezquita en Melilla
Edificio “Acueducto”. Enrique Nieto
Edificio “Acueducto”. Enrique Nieto